Buscar

¿Aparece en Cantabria el primer búho nival que encuentran en España?

Artículo publicado por Natalia Magdalena González-Cuevas en El Diario Montañés --> aquí.

Búho nival encontrado en La Virgen del Mar (Cantabria). / ISABEL FRÍAS

Un ejemplar de esta especie nativa de las regiones árticas de América del Norte y del Paleártico fue avistado el lunes en La Virgen del Mar (Santander) sin anilla ni microchip, por lo que los expertos creen que es silvestre. Tras llevarlo al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre falleció al día siguiente: «Llevaba muchísimo tiempo sin comer y estaba deshidratado»

El lunes cántabro amaneció con lo que podría denominarse 'una rareza' al avistar en La Virgen del Mar un búho nival ( Bubo scandiacus), coloquialmente conocido como búho de Harry Potter. Esta especie nativa de las regiones árticas de América del Norte y del Paleártico apareció en la playa del municipio de Santander (Cantabria), despertando la atención de varios paseantes. Tras identificar al animal, uno de los allí presentes decidió capturarlo para que fuera atendido por profesionales. Aún no se tienen pruebas científicas de que el búho sea silvestre, aunque todo parece indicarlo porque no llevaba anilla ni microchip, algo muy común cuando se trata de animales troquelados o de cetrería.


Lamentablemente, según informaciones recibidas esta misma mañana, 12 de noviembre, por parte del subdirector de Medio Natural de la Consejería de Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, Ángel Serdio, y tras su contacto directo con el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre dependiente de este departamento, ha comunicado que el animal murió al día siguiente de ser internado. «El estado del animal era casi incompatible con una recuperación». De hecho, ha señalado que según los expertos que han intentado salvar la vida del búho, «el ejemplar llegó con los índices de proteína completamente desplomados. Es decir, llevaba muchísimo tiempo sin comer, además de estar deshidratado».


Aunque no se puede descartar que sea un ejempar de cetrería, el hallazgo del nival en esta zona de costa, su estado de agotamiento extremo, la falta de anilla, que no tuviera microchip y la ausencia de señales de haber llevado pihuelas son indicadores que hacen creer que se trate de un animal silvestre, porque además su aparición en la costa cántabra coincida con su movimiento migratorio en América del Norte. Además, en las últimas horas, un ornitólogo ha avistado a otro búho nival en la costa de Asturias y del que hay fotografías. En las imágenes no se aprecia anilla.


Con el fin de saber con certeza científica si es salvaje se va a realizar una prueba de isótopos de la que aún no se conocen resultados, a pesar de los bulos que circulan por diferentes redes. Por otro lado, el subdirector de Medio Natural ha adelantado que se van a realizar unas pruebas genéticas del ejemplar en la Universidad Autónoma de Barcelona, donde trabajan expertos en este tipo de estudios. Los resultados genéticos se demorarán unos meses, mientras que los de la prueba de isótopos se conocerán a la mayor brevedad.


Momentos del rescate del ejemplar aparecido en La Virgen del Mar. / ISABEL FRÍAS


La cita del búho blanco, nombre con que el también se le conoce, podría ser considerada una rareza en el campo de la ornitología. El 'Comité de Rarezas' es el grupo de trabajo de SEO/BirdLife que se encarga de recopilar, homologar y publicar las observaciones en territorio español de las especies y subespecies incluidas en la Lista de Aves Raras de España. Homologar consiste en estudiar si la documentación aportada al comité acredita la identificación de una rareza, haciendo que conste como «presente» en nuestro país y quedando archivada para su referencia futura.


¿Cómo ha llegado a la costa Cantábrica?


Los movimientos migratorios parecen ser algo más comunes en Norteamérica que en Eurasia. Se registra una cierta variedad de movimientos cada otoño y los búhos nivales invernan anualmente en las llanuras de Siberia y Mongolia y en las praderas y pantanos de Canadá. En estas fechas, las poblaciones de estos búhos están de paso migratorio en América y esto puede hacer pensar y barajar la posibilidad de que estos avistamientos de búhos nivales de esta semana estén relacionados con esos pasos migratorios.


La llegada de búhos blancos provenientes de América del Norte a España (a casi 8.000 kilómetros de distancia) se podría producir gracias al fenómeno conocido como 'ship-assisted', que consiste en que aves en vuelo se posan en un barco mercante para descansar y, en ocasiones, acaban viajando al destino al que se dirige en buque. En el vídeo que se encuentra a continuación se pueden ver algunos ejemplos muy curiosos de esta asistencia a la migración.





Por lo tanto, el ejemplar avistado en Cantabria, si se confirma que es salvaje, puede que haya llegado de esta manera y ser la primera cita en España.


No se llama Hedwig


Las redes sociales han sido una vez más la herramienta protagonista para difundir informaciones falsas, no contrastadas y que generan desconcierto. Las imágenes del ejemplar han captado enseguida la atención de curiosos y expertos que han querido hacer sus pesquisas para conocer la procedencia del búho encontrado en La Maruca. En la mayoría de los casos no hay ninguna maldad y simplemente son víctimas del bulo que se propaga.


En comentarios de post y mensajería instantánea, «corría como la pólvora» la versión de que este búho de llamaba Hedwig y que ya estaba con su dueño. Esta información era falsa, ya que el pobre animal estaba en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria, donde intentaban salvarle sin éxito. En los foros de naturaleza también se viralizan las fake news, por eso siempre hay que recurrir a una fuente de información fiable y de primer nivel.

Oro blanco alado de ojos ámbar


Mapa de distribución de búho nival.


El hallazgo ha generado muchos debates, pero también más curiosidad por un animal que se puso de moda por la película Harry Potter. El búho nival, también conocido como búho polar, búho blanco y búho ártico, es nativo de regiones gélidas. Además, es una de las especies más grandes de búhos y el único que tiene su plumaje mayoritariamente blanco, sobre todo los machos, ya que las hembras tienen motas jaspeadas sobre su plumaje blanco. Este color blanco les ayuda a mimetizarse en el entorno donde habitan, únicamente destacan sus grandes ojos color ámbar.


Un animal majestuoso y de enorme belleza, capaz de movilizar a los amantes de las 'rarezas'. El naturalista Máximo Sánchez Cobo ha recordado, a raíz de este avistamiento en Cantabria, que en el año 2014 viajó hasta la isla de Ré, en la costa francesa, para ver a un ejemplar que había llegado a la zona. Cientos de ornitólogos y naturalistas hicieron entonces kilómetros para poder ver al primer búho nival de su vida.


* Agradecimientos por apunte de datos del campo de la ornitología al experto Guillermo Rodríguez Lázaro y al naturalista Máximo Sánchez Cobo. Igualmente, a la Consejería de Desarrollo Rural del Gobierno de Cantabria, por contestar a las preguntas sobre la salud de este ejemplar de búho nival.

107 visualizaciones0 comentarios